© 2019 Martín Ortega Abogados

  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • Facebook Long Shadow

Tipos de despidos laborales

29/08/2016

 Para empezar aclarar que en España el despido es libre, con algunas excepciones, siempre que la empresa te lo comunique por escrito directamente a ti (no es necesario preaviso) y en esa carta indiquen una causa aunque sea falsa o absurda.

 

Si te han despedido o sospechas que te quieren despedir, puedes hacer una consulta laboral privada rellenando el formulario que aparece a pie de página en nuestra web sin necesidad de indicar el nombre de la empresa. Por ejemplo para calcular los importes correctos de tu indemnización y/o finiquito, evaluar las posibilidades de improcedencia o nulidad del despido y/o para hacer otras preguntas laborales.

 

¿Tipos de despido?

 

Una empresa sólo puede hacer legalmente dos tipos de despido:

 

  1. despido objetivo (individual o en aplicación de un ERE), en el cual la ley te reconoce un nuevo derecho, que sería el de permiso retribuido para buscar empleo.

  2. Despido disciplinario

 

Para asegurarte de poder cobrar el máximo legal posible e incluso poder ser readmitido existen unas reglas generales para firmar cartas de despido y otro tipo de comunicaciones de la empresa.

 

 

¿Qué hacer tras el despido?

  • Llamar a MARTIN ORTEGA Abogados de manera inmediata

  • Pedir el paro en un plazo 15 días hábiles.

  • Iniciar las acciones legales por despido improcedente o nulo en un plazo de 20 días hábiles.

  • Iniciar acciones legales para reclamar que te deben dinero (por el finiquito mal calculado, vacaciones, salarios, horas extras, etc…), cuyo plazo sería de 12 meses.

 

Iniciar cualquier tipo de acción legal no te impide cobrar de momento lo que te de la empresa ni tampoco pedir e incluso empezar a cobrar el paro, sin perjuicio de que luego la empresa pudiera tener que pagarte más.

 

Despido disciplinario.

 

Se trata de un despido disciplinario, que en principio no tiene indemnización, solamente si en la carta dice que has cometido una falta que ha sido sancionada con dicho despido.

En este tipo de despido sería necesario iniciar acciones de impugnación de despido para poder cobrar indemnización. Dicho a la inversa: en caso de que pasaran 20 días hábiles sin demandar, te quedarías sin indemnización.

 

Si se llegara a juicio por el despido, sería la empresa la que tendría toda la carga de la prueba en relación a las faltas, su gravedad y el resto de requisitos de fondo y de forma del despido disciplinario y en caso de falta de prueba podría ser declarado despido improcedente o incluso nulo.

 

Despido objetivo.

 

Se trata de un despido objetivo cuando en la carta dice que te despiden o finalizan el contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Este despido tiene una serie de requisitos complejos de forma, especialmente en despidos colectivos, y de fondo que muchas veces incumplen los empresarios y más aún los empresarios.

 

También sería la empresa quien tendría toda la carga de la prueba en relación a los requisitos de fondo y de forma de este despido, con lo que también podría ser declarado improcedente o nulo igual que un despido disciplinario.

 

Las últimas reformas laborales, especialmente las del 2010 de Zapatero y 2012 de Rajoy, han buscado suavizar los requisitos de fondo del despido objetivo. Es decir que despidos objetivos que antes serían declarados improcedentes ahora podrían ser declarados procedentes.

 

 

 

Las indemnizaciones por despido

 

Por despido improcedente, tras la rebaja producida en la reforma laboral del 2012, son 45días/año de tu antigüedad anterior al 12/2/2012 y 33días/año de la posterior, ambas con redondeo de la antigüedad al alza por meses. Antes de la reforma eran 45días/año de toda la antigüedad. Esta indemnización tiene un tope complicado de explicar.

 

Por despido objetivo procedente son 20 días/año con redondeo de la antigüedad al alza por meses y tope de 12 mensualidades o la pactada en el supuesto ERE (despido colectivo) si fueran más.

 

Por despido disciplinario procedente no hay indemnización.

 

 

La readmisión y los salarios de tramitación.

 

Si el despido es declarado nulo, la readmisión es obligatoria y cobrando los salarios de tramitación (SSTT). Si es declarado improcedente la empresa puede optar entre esta misma readmisión con ST o bien la indemnización por improcedencia. Es decir que la reforma laboral del PP ha eliminado los ST pero sólo en caso de despido improcedente indemnizado, pero no en caso de despido nulo o en caso de despido improcedente readmitido.

 

Los ST son tu salario completo entre la fecha del despido efectivo y la de la readmisión efectiva. No sólo te tendrán que pagar estos salarios sino también pagar su cotización a la SS. De estos salarios te podrían descontar lo que hubieras cobrado de paro, que siempre será menor a los ST por lo que es imposible que pierdas dinero y además el paro no lo habrías gastado sino que se devolvería a tu "hucha" del SEPE. También te pueden descontar lo que hayas cobrado en un nuevo empleo.

Please reload

Posts Destacados

Estafa con factura de Endesa

09/06/2018

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Búsqueda por Tags