© 2019 Martín Ortega Abogados

  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Long Shadow
  • Facebook Long Shadow

Niños y redes sociales son mala combinación

02/11/2016

 

La publicación de la vida de los niños en redes sociales es una conducta arriesgada. El derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, así como el derecho a la protección de datos de carácter personal, vinculados tanto al nombre y apellidos del menor, como a sus fotografías son derechos fundamentales y como tales han de ser respetados en todo momento.

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que estamos hablando de la vida de otra persona, alguien que cuando crezca podría no querer que determinada información sobre él estuviera compartida.

 

Además, la publicación en la red de los lugares que frecuenta el menor, así como sus rutinas, podrían colocarle en una situación de peligro frente a personas que quieran hacerle daño, se han dado casos incluso de secuestros de menores por una conducta poco diligente de los padres al publicar en redes sociales que el niño estará solo en un determinado lugar.

 

Especial gravedad reviste el caso de fotografías de niños desnudos, pues lo que para familiares puede ser una divertida imagen del pequeño tomando un baño, una vez subida a la red es fácil que perdamos el control de la misma, pudiendo llegar a caer en manos de redes de pederastia.

 

Por lo tanto, sigue estos consejos:

  1. En la foto no debe aparecer nunca ninguna pista sobre los lugares que frecuenta, como su escuela o un parque. 

  2. Nunca fotografiarlos junto a tu coche, y mucho menos que salga la matrícula del vehículo.

  3. No añadas datos a la foto que puedan identificar al menor. Por ejemplo, no pongas su nombre o apellidos al nombre del archivo de la foto.

  4. Nunca, nunca, nunca publiques información sobre los horarios del niño y las actividades que realiza habitualmente.

  5. Cuando publiques una foto de niños no incluyas información que haga pensar que están solos. Prohibido decir “los echo mucho de menos cuando trabajo”

  6. No publicar fotos que incluyan uniformes del colegio o camisetas identificativas de sus equipos. Evita credenciales que permitan a un extraño localizarles.

  7. Si haces la foto con un móvil o tableta con GPS asegúrate de que la función de localización está desactivada o que esos datos se han borrado. Si lo está se podría rastrear dónde se hizo la foto y encontrar al niño.

 

¿Y si uno de los progenitores se niega?

 

Para publicar una foto de un menor en redes sociales siempre será necesario el consentimiento de los padres o tutores legales, y que estos actúen con sentido común y responsabilidad. Sin embargo, especialmente complejo es el caso de padres separados. El consentimiento para la publicación de las fotografías de menores en Internet se enmarca dentro de los derechos y facultades de la Patria Potestad (art. 156 del Código Civil), que en el presente caso corresponde en su ejercicio a ambos progenitores por conjunto.

 

Por tanto, existiendo oposición por parte de uno de ellos para la publicación de estos datos, el otro debería cesar en su actuación, o bien, será necesario ponerse en manos de abogados y acudir a la vía judicial, para que sea un juez quien dictamine si la publicación es en sí misma es lícita o perjudica de alguna manera los intereses del menor.

 

En MARTÍN ORTEGA Abogados analizaremos la estrategia más adecuada y se actuará en consecuencia, pudiendo realizar los requerimientos necesarios para su retirada a la red social, así como a las personas que estén compartiendo la información de forma inconsentida.

 

Si usted tiene algún problema póngase en contacto con nosotros para que nuestros expertos en reputación online puedan ayudarle y estudiar su caso.

 

Muchas gracias

Please reload

Posts Destacados

Estafa con factura de Endesa

09/06/2018

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Conéctate
  • Google+ Long Shadow